El diseño de interiores biofílico y la experiencia memorable del usuario

Un creciente número de estudios científicos revela que cada vez más, la tendencia del diseño vinculado con la naturaleza continúa ejerciendo efectos significativos sobre la experiencia del usuario, impactando en su salud física y mental.

Si bien los datos son limitados y la investigación suele ser metodológicamente débil, la amplitud de los hallazgos en una amplia gama de sectores -el trabajo, la educación, la salud, la recreación, la vivienda, la comunidad- respalda la opinión de que el contacto con la naturaleza todavía tiene un impacto profundo en la calidad humana y en la calidad de vida.

Impacto en las personas

Los beneficios del contacto con la naturaleza a menudo dependen de la experiencia repetida. Las personas pueden poseer una inclinación inherente a un vínculo con la naturaleza, pero como gran parte de lo que nos hace humanos, esta tendencia biológica necesita ser nutrida y desarrollada para ser funcional.

Desafortunadamente, lo más problemático es una creciente desconexión del mundo natural. Esta creciente separación de la naturaleza se refleja en industrias como la manufactura, la educación, la salud, el desarrollo urbano y la arquitectura.

Principios del diseño biofílico

 

Para que la experiencia del diseño biofílico sea realmente memorable debe cumplir con estos principios básicos:

- El diseño biofílico requiere un compromiso repetido y sostenido con la naturaleza.

- El diseño biofílico se centra en las adaptaciones humanas al mundo natural que durante el tiempo evolutivo han avanzado en la salud y el bienestar de las personas.

- El diseño biofílico alienta un apego emocional a determinados lugares.

- El diseño biofílico promueve interacciones positivas entre las personas y la naturaleza que fomentan un sentido expandido de relación y responsabilidad para las comunidades humanas y naturales.

- El diseño biofílico alienta las soluciones de refuerzo mutuas, interconectadas e integradas.

 

Como vemos, la biofilia es inherente a nosotros como seres humanos, y nos proporciona un marco para construir espacios excepcionales, que permiten prosperar y hacer nuestro mejor trabajo posible.