Hospitales crean espacios positivos para promover bienestar

Caso de Estudio 

Hospitales crean espacios positivos para promover bienestar

Tonya Hinde, diseñadora de interiores con una amplia experiencia en el diseño para entornos de salud, explica que el ruido excesivo eleva los niveles de estrés. Por ello, al elegir el diseño de piso para centros de salud opta por la alfombra modular.

Deleite para los ojos

La alfombra modular, además de mantener los niveles de ruido al mínimo, también se puede utilizar como elemento visual clave en entornos sanitarios para crear un espacio positivo que ayuda a promover el bienestar y los tiempos de recuperación del paciente.

Fueron estos factores por los que Tonya eligió la alfombra de Interface para los pasillos de Geelong Superclinic. “Elegimos la alfombra de Interface para el proyecto porque es realmente un producto muy estable, ad-hoc para quienes mueven equipo sobre ruedas, de fácil mantenimiento y, además, tiene una excelente apariencia en zonas de alto tráfico”.

El diseño de Geelong Superclinic

Tonya seleccionó la alfombra modular en tres tonos – dos en sombras invertidas con una llanura complementaria y una con “overtones de la sombra”. La idea era que el piso mismo pareciera un paisaje que emerge del piso.

Más específicamente, ella eligió un patrón que no sólo ayudaba a ampliar el espacio y que cubriera posibles manchas, también eligió un modelo amable, con un poco de diversión, pero a la vez neutro que reflejara el hecho de que el Geelong Superclinic es un centro familiar moderno y positivo.

Un diseño que fue más allá

Este diseño logrado con la alfombra modular de Interface también se ajustó perfectamente al presupuesto del Hospital Calvary en Kogarah, Sydney, donde junto con la resistencia y la protección acústica (un requisito clave) resultó ser un elemento de diseño que delineó atractivamente varios departamentos dentro del hospital.

El color cumplió un propósito para cada uno de los niveles en el Hospital Calvary, y es efectivo de dos maneras. En primer lugar, proporciona indicaciones visuales para el personal y los pacientes; asegurando que la navegación por el hospital sea una experiencia placentera, sin confusión. En segundo lugar, los acentos de color difieren en cada piso, inyectando vida y la creación de estados de ánimo dependientes de la ubicación, un factor efectivo para un ambiente de curación.

“Cada nivel fue acentuado con un color diferente”, dice Krystle Kirkman, diseñador de campo de Interface. “Estos acentos hicieron sencillo inyectar vida y variedad en la placa del suelo. El simple uso de los acentos ha proporcionado una herramienta funcional para la navegación del hospital”.

   

Fuente: Interface Latinoamérica