La importancia de recordar la naturaleza en los espacios de trabajo

Es sumamente regular que dentro de los entornos de hogar se incluya en la decoración elementos que recuerden la naturaleza; por ejemplo, uso de texturas que se parecen a ciertas flores o plantas, representaciones gráficas de animales o vegetación en pinturas o fotos, o incluso dependiendo de las tendencias de la moda el uso del reconocido “animal print” en cualquier tipo de tela.

Esta tendencia poco a poco se ha trasladado a los centros de trabajo, al descubrir que el uso de patrones, colores y formas presenten en los entornos naturales ayudan directamente al bienestar de los colaboradores por la necesidad natural de los seres humanos de tener en su ambiente formas biomorficas y orgánicas.

Los beneficios están directamente ligados a que este tipo de elementos permiten crear ambientes de bienestar y tranquilidad visual, que a su vez colaboran a reducir el estrés, mejorar la concentración y lograr un mejor desempeño en sus procesos cognitivos.

La aplicación de formas orgánicas dentro de las oficinas no debe ser necesariamente explícito, sino que se trata de crear representaciones del entorno natural que funcionen como referencias simbólicas de elementos naturales, como agua, plantas, flores tierra o incluso animales que permitan a las personas que trabajan en ese espacio hacer conexiones con elementos externos.

Adicional a esto, la aplicación de esta técnica de diseño biofílico puede darse en dos vías: la primera de ellas es que la evocación de los elementos naturales sean un componente integral de la estructura o funcional del espacio. 

Un ejemplo de esto es que se incluya en la forma de los ventanales, de las columnas y el edificio en general; si hablamos de aspectos más funcionales, sería la forma del mobiliario, la colocación y distribución del mismo y la colocación y forma de la panelería acústica. Estos detalles normalmente son de carácter casi permanente dentro de la estructura, por lo cual deben considerarse desde la concepción misma del diseño del edificio.

La segunda forma de aplicación es crear un entorno visual que recuerde a la naturaleza a partir de elementos cosméticos o decorativos; en este caso un excelente ejemplo sería la elección del diseño de la alfombra, la elección del color, tapizado y material del mobiliario.

Por último, a pesar que los beneficios otorgados de recrear espacios naturales sean ampliamente conocidos, si es importante destacar que una saturación de este tipo de elementos, puede ser perjudicial al generar espacios sobrecargados y de toxicidad visual que pueden tener efectos totalmente contrarios a los esperados.

En Euromobilia contamos con un equipo altamente calificado que le puede colaborar a diseñar con la mayor eficiencia y acompañamiento espacios de trabajo productivos, seguros y saludables para sus colaboradores.

Artículos relasionados

¡Muy pronto!

Espéralo